Coaching para jóvenes y adolescentes​

EN UN ENTORNO CAMBIANTE Y HOSTIL

Hoy en día en un entorno donde todo es público, todos son jueces y testigos de todo el mundo y viven en una comparación constante, dedican muy poco tiempo a planificar y evaluar los resultados. Los que, eso sí, deben ser inmediatos. La diferencia entre lo real y lo ficticio es confusa. Los ideales son imposibles y a la vez los ven cercanos, reales, alcanzables. Y para hacerlo más difícil todavía, viven en un aislamiento único por primera vez en la historia. Crecerán en un entorno más exigente y competitivo que nunca, todos van en un río cada vez más parecido el cual tiene peajes.

PARA ACOMPAÑAR A DECIDIR

La adolescencia comprende unos años que marcarán todo su futuro a través de elecciones que por primera vez las toman ellos. Y solos. ​

Decisiones como:​

  • de qué manera vivirán la familia una vez, muy pronto, se vayan de casa​
  • el futuro profesional, la elección de los estudios. Y una vez decidido y acceden a la Universidad … y ahora qué? Después de todo el esfuerzo para llegar aquí.. están solos.​
  • construir su imagen / concepto, que es la base de la autoestima​
  • decidir quienes son y cómo se posicionan cuando tienen que decir que no​
  • su sexualidad, qué quieren de su cuerpo y a quién y cuándo lo quieren ofrecer​
  • cómo pasar de la dependencia a la independencia​
  • qué amigo tengo para qué cosa: cómo quedarse con lo bueno de cada persona y encontrar su espacio​

HAY QUE PARAR Y PENSAR​

Si teniendo todo esto en cuenta y ahora, como adultos, tuviéramos seis años para tomar todas aquellas decisiones nos sentiríamos como ellos:​

  • confusos, parece que nada de lo que hacen está bien​
  • aislados​
  • incomprendidos​
  • buscando constantemente la aprobación del entorno​
  • apáticos​
  • falta de confianza en ellos y en el futuro próximo​
  • con dudas entre lo que tengo que hacer y lo que quiero hacer​
  • sensación de falta de control …

Pues todo lo que eran como niños, aquella vida entre cojines, de golpe se acaba. Y no sólo tienen todas estas contradicciones propias de las hormonas y de la edad, sino que ahora les toca actuar y decidir como adultos sin previo aviso. Y a la vez, con los amigos, seguir siendo aquel niño juguetón que eran. Esto requiere un esfuerzo y algunos lo pueden hacer solos y otros requieren de un acompañamiento.

ES UN ACOMPAÑAMIENTO DE FUTURO, DE OPTIMISMO, PARA EMPODERAR​

Como madre, sé lo difícil que es dedicar un esfuerzo extra y neutro en ayudar a que ellos comprendan este proceso, valorando las decisiones y sus implicaciones. Que lo vivan sin pesadez, con alegría y visión de futuro. Ser un acompañamiento cálido, genuino, de igual a igual, basado en la empatía, comprensión y la confianza. Sin planes ocultos ni intereses personales, sólo con un objetivo: acompañarlos a hacer la mejor versión de cada uno. A que alcancen lo que ELLOS quieren. A facilitarles el camino, esperando al final, en su línea de llegada pues yo sí sé que pueden llegar. Ellos son creativos, resolutivos y sólo tenemos que hacer más grande lo que ahora les funciona para que TODO lo demás también funcione.​

Esto es lo que yo quiero hacer, lo que a mí me apasiona, en lo que creo y lo que sé hacer.

PARA QUIÉN ES ESTO?​

El Coaching es para ayudar a jóvenes en momentos de dificultad, un espacio para PARAR. Para todos aquellos que lo que necesitan es dibujar su futuro, conectando con ellos, y poder así tomar decisiones.

  • cuál es mi equilibrio entre ambición, propósito y vida​
  • cómo lograr tu libertad, ser autosuficiente​
  • qué es lo que me hace levantarme cada mañana con energía​
  • hacia dónde quiero ir, qué quiero conseguir hoy​
  • qué hábitos me ayudarán a lograr todo lo que quiero, y cuáles me lo impiden​
  • qué cosas sé hacer y que hoy ni lo sé​
  • qué necesito para sentirme lleno, satisfecho​
  • que yo soy capaz de controlar mi vida​
  • para ordenar las ideas y poner claridad donde hay confusión​
  • dentro de 5 años, ¿quién seré y dónde estaré si hoy no hago nada diferente de lo que estoy haciendo?​
  • dentro de 5 años, ¿quién seré y dónde seré si me atrevo a hacer lo que haga falta para alcanzar mi sueño?​

Una vez tienes las respuestas ya puedes avanzar sólo.​

CÓMO LO HACEMOS?​

​Lo que haremos conmigo es PARAR. ​

​Cuando lo hacemos podemos buscar el espacio para saber en qué somos buenos, qué es lo que a nosotros nos está funcionando. Y desde aquí lo podemos extender a todo lo demás para construir una vida mucho más satisfactoria.​

Yo vendré con 0% juicio y unas sesiones 100% personalizadas para tí. A partir de aquí, juntos, avanzamos y construimos el proceso de coaching. No es un proceso largo, no es una terapia, no tenemos que arreglar nada que está estropeado. Es un proceso intenso, corto, positivo y de futuro.​

​Mediante unas 5/7 sesiones de 45 min tomarás conciencia de tí mismo, de tu entorno y de lo que quieres conseguir en tu futuro inmediato. Definiremos después unas acciones para asegurarnos de que lo pones todo en práctica.​

​Y ya serás libre para volar con unas alas nuevas definidas por ti.

 

¿Te gustaría recibir más información sobre nuestro método de coaching para jóvenes y adolescentes?

Déjanos tus datos y te contactaremos en breve para darte más detalles.